Cómo improvisar con la guitarra y notar resultados desde los primeros minutos (¡3 trucos que marcarán la diferencia!)

improvisar guitarra

 Estoy a punto de revelarte 3 trucos que harán que sin haber apenas improvisado en tu vida desde el primer minuto se note la diferencia y parezca que llevas más tiempo del que realmente llevas.

Para empezar es necesario aprender una escala a la guitarra. En mis clases de Nivel Básico Ciclo II empezamos a aprender escalas muy sencillas y a improvisar con toda la confianza y sentimiento del mundo.

La Escala de Blues en Mi menor (Primera Posición) que viene a ser la misma que la de Sol Mayor (Quinta Posición). Es una escala que da una sonoridad bastante occidental y al mismo tiempo negra a las melodías. (Típicas del Rock y el Blues y bastante integrada en la música Pop moderna universal). Ver diagrama debajo.

También usamos la Escala Natural de La menor que viene a ser la misma que la de Do Mayor. Esta escala nos lleva a melodías más hispanas o medievales. Ver diagrama debajo.

Estos trucos te servirán no sólo para la guitarra sino para cualquier instrumento.

 

NOTA: En el diagrama la 1ª cuerda es la que está arriba y la 6ª la que está abajo del todo. El número del traste lo representa el número (0= cuerda al aire / 1= 1º traste…)

 

 

 

 ¡Ahora si!¡Vamos al meollo!

 

3 Trucos para Improvisar a la Guitarra:

 

Improvisar con la guitarra: (1) Usa pocas notas.

 

 

 Usa 3 o como mucho 4 notas de la escala que estés aprendiendo. Ya sabes:

“Divide y vencerás”

“Menos es más”.

Un ejemplo: en nuestras clases empezamos a usar sólo las tres primeras cuerdas de la escala (1ª, 2ª y 3ª cuerda). Pues con tocar las notas que corresponden a las 3 primeras cuerdas tendrás todas las notas de la escala. Es decir, en realidad no te hace falta aprender más para poder empezar a improvisar. Además sólo te será necesario elegir 2, 3 o como mucho 4 notas.

 

Improvisar con la guitarra: (2) Repite esas mismas notas.

 

 

 

 No tiene sentido seguir haciendo más notas de la escala, volver a repetir las notas anteriores hará que la frase melódica adquiera más fuerza y sentimiento. Puedes alternar quitando alguna de las notas iniciales y volviéndolas a añadir más adelante. También poco a poco puedes ir añadiendo alguna nota nueva de la escala.

 

Improvisar con la guitarra: (3) Usa los silencios (La Ley del Silencio)

 

 

En clase y en el Método GC lo llamamos La Ley del Silencio, porque sí porque es una ley que si incumples tú y tus oídos vecinos no te lo perdonarán en la vida. Además, usar silencios hará que las notas anteriores cobren fuerza y sentido. Date un respiro; tú y los que te oyen te lo agradecerán.

 

NOTA IMPORTANTE:

  1. Es muy probable que al principio notes cierta frustración, por ello siempre recomiendo a mis alumn@s que siempre mantengan una actitud de juego constante.

2. Queda con otros compañeros y tómalo como pasatiempo social, no sabes lo beneficioso que es para tu cerebro.

3. No te frustres y a partir de ahora empieza a escuchar, ver y fijarte más en los solos instrumentales, no sólo de guitarra si no de cualquier instrumento. Así irás interiorizando frases; Cántalos mientras cocinas, conduces, limpias la casa… Escucha un solo de guitarra, piano, saxo… y cántalo.

 

 No tienes nada más que hacer por el momento, tan sólo empezar desde YA!

¡No seas dur@ contigo mism@ y a pasarlo bien!

 

 

¡Hasta el próximo post!

¡Compartir es Vivir!

Cómo organizar un buen concierto (Las 3 Fases)

como organizar un buen concierto

Cómo organizar un buen concierto

 

 El objetivo principal de todo artista que se precie es la de conseguir seguidores o fans. Es decir, alguien que se enamore de tu proyecto artístico tanto o casi más que tú, si cabe. Claro que no nos vale con 2 o 3 fans, tampoco 20, pero por algo hay que empezar. Nunca infravalores a tu séquito por muy pequeño que éste sea.

El propio Kevin Kelly lo ha explicado hasta la fecha mejor que nadie en su artículo viral “A Thousand True Fans” (Ver Video con entrevista en inglés). Básicamente, el Sr. Kelly, poniendo su mensaje dentro de nuestro contexto, nos dice que a menos que consigas que como mínimo 1,000 personas sean fieles a tu música, nunca conseguirás vivir de ella.

 

Si, ¿Y por dónde empiezo Alejandro?

 

El corazón de todo proyecto musical del siglo XXI son los conciertos.

Repito:

“El corazón de todo proyecto musical del siglo XXI son los conciertos”.

 

Por eso creo que lo que te voy a contar en este post es muy importante. A continuación, te voy a hablar de 3 Fases que tienes que tener en cuenta. Estas 3 fases se usarán de forma cíclica y sabremos que lo estamos haciendo bien cuando veamos que en cada vuelta al ciclo que demos los resultados irán aumentando en cantidad y calidad.

Es decir, como hablamos hace un rato, en cantidad y calidad de Fans. Si no es así, habrá que parar y recapitular para saber en qué estamos fallando.

 

Cómo organizar un buen concierto: El Pre-Concierto

 

“Failing to plan is planning to fail” (Alan Lakein)

Traduzco:

“Fracasar (fallar) en la planificación es planificar el fracaso”

¡Y de eso va la Fase del Pre-Concierto!

 organizar un concierto

 

La Creación: Componer y Ensayar (Las Canciones y el Show)

 

No te olvides de que tendrás que componer tus propias canciones y luego arreglarlas y ensayarlas. Si haces versiones por lo menos las tendrás que adaptar a lo que quieres. Y siempre, ya sean originales o versiones, ensayarlas individualmente y con la banda. La dos partes son necesarias, obligatorias.

Pero ¡Cuidado!: Sin perder de vista lo más importante: ¡El Show!

Míralo así: El show como la gran canción que hay que ensayar. Por eso es importante hacer ensayos generales de todo el show. Es decir, no sólo las canciones, si no las transiciones entre éstas (¿la vas a enlazar con otra? ¿la vas a presentar? ¿cómo la vas a presentar? ¿tienes una historia? ¿tienes un guión? ¿una idea que vas a improvisar?).

Entonces ten en cuenta:

Ensaya canción por canción al 100% (¡Apréndete las letras, no seas cutre, no vayas con un atril o una silla con la letra y los acordes delante! ¡¡¡Por favor!!!) Perderás, conexión con la canción y por la tanto; la interpretación. Además, fomentarás una barrera entre tú y tu público potencial o actual. Y recuerda como empezamos este post: Nuestro objetivo, lo que queremos cuidar son los 1,000 fans. Así que si no haces esto: Empezamos MAL.

Luego ensaya el Show de principio a fin hasta interiorizarlo.

Siempre: Ensayo individual y ensayo colectivo. No puedes elegir:

¡Los 2 son importantes!

 

¿Cómo vas a seducir a tu público?

 

El Trance: La Montaña Rusa y los Sentidos

 

Hay 2 elementos que te ayudarán a seducir a tu público:

Uno tiene que ver con la estructura (El Efecto Montaña Rusa) y el otro con el contenido (Los Sentidos). Ambos nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo principal: Que nuestra audiencia entre en trance.

 

El Efecto Montaña Rusa

 

efecto montaña rusa

 

Que el Efecto Montaña Rusa resulte efectivo depende de varias cosas:

El orden del repertorio,

La duración de las canciones y el show,

Estructura del Show:

(Introducción, Cuerpo y Desenlace y el enlace entre canciones),

Las historias que se cuenten en las presentaciones:

(sobre las canciones, el grupo, la experiencia sobre el lugar, la ciudad en la que se toca…)

 

En definitiva, lo que se busca con el efecto de montaña rusa es sorprender, ser imprevisible:

“La gente observa únicamente lo nuevo y diferente. Y tan pronto como se ha enterado de lo nuevo, empieza a formular suposiciones acerca de lo que va a ocurrir a continuación” (Seth Godin)

 

Los Sentidos

 

preparar concierto

 

Para que el Efecto Montaña Rusa resulte, nuestro contenido tiene que estimular los sentidos del público. Sólo a través de las emociones y no la lógica entramos en trance.

Cuida los detalles. Estimula los sentidos de tu audiencia, te lo agradecerán:

 

Los Ojos: Visual (lo que el público ve)

 

Cómo visten los artistas, cómo está decorado el escenario y el local, los instrumentos

El número de músicos que toca. En este sentido para que haya mayor estimulación visual es bueno que los músicos no estén siempre en el escenario. Puedes jugar con el número. Que a veces esté uno solo (el cantante y su guitarra de repente toca un tema y los demás salen).

 

El Oído: Auditivo (lo que el público escucha)

 

Hablamos de música y no podemos pasar por alto la experiencia auditiva. Píllate a un buen técnico de sonido. Lo barato sale caro. Prescindir de uno supondrá un precio muy alto.

Una vez solventado este detalle técnico nos toca a nosotros los artistas poner el resto: Juega con la intensidad y el volumen. Evita la planicie sonora. No toques muy alto o muy bajo todo el tiempo. Volvemos a lo dicho en el apartado anterior; aumenta o disminuye el número de músicos/instrumentos en el escenario.

 

 El Tacto / Cinestésico (el movimiento, el físico del público)

 

¿Quieres que tu público baile? Hazlo bailar. ¿Quieres que se relaje? Ya sabes. Junto al visual y al auditivo, el cinestécico es una de las 3 vias principales por la que los seres humanos procesamos la información. ¿A qué esperas? Úsalas.

He incluido también el tacto pues ambos términos están muy relacionados entre sí. En cuanto al tacto, puedes incluir un libreto con las letras de las canciones o cualquier otro elemento que estimule este sentido en tu audiencia.

 

El Olfato (lo que el público huele)

 

En recintos pequeños puede ser un plus. Algún perfume en concreto, incienso, velas aromáticas…

 

El Gusto (la lengua del público)

 

Te podrá parecer un poco exagerado, pero aquí venimos a darlo todo. Invita a tu público a que deguste algo dulce, salado… Unas magdalenas, unos caramelos… Haz que formen parte de tu historia.

 

Fechas y Lugares para el Tour

 

Para dar una sención más profesional, prepara un Tour, en vez de ir concierto a concierto. Si no te queda otra hazlo concierto a concierto (probablemente tendrás que empezar así).

¡Cuidado!: No toques en cualquier local.

Busca dónde está tu audiencia potencial. En primer lugar, si haces tus propias canciones no vayas a un local donde la gente está acostumbrada a oir versiones y viceversa. Y en segundo lugar, no reserves una actuación en un local cuya identidad sea el Heavy Metal si lo que haces es canción de autor. Es decir, busca un local en donde tu público potencial ya esté.

 

Las Redes Sociales en la Fase Pre-Concierto

 

Para empezar, no tienes por qué estar en todas las redes sociales, pero en las que estés estate al 100%. Cada red social tiene una función diferente. No entraré en detalles en este post sobre ello, pero para que te hagas una idea te recomiendo que veas esta conferencia en la que la célebre artista indie Zahara habla sobre cómo ella se ha servido y sigue ayudándose de las redes para darse a conocer.

 

 

La vida del artista del siglo XXI, te guste o no, está ligada a las redes sociales non-stop! Y verás que las usaremos en las 3 fases de las que te hablo en este post. En esta fase (Pre-Concierto) en concreto, es necesario que regularmente, antes de vendernos tu concierto, ya nos estés contando una historia. Tú decides cómo contarla. Aunque en este post no hablaré de ello, pues el tema merece otra sección, es importante que sepas quién eres como artista (cuales son tus valores, visión de la vida) y qué quieres comunicar. Lo que en el siglo XXI se conoce como Branding.

Por ejemplo, Lady GaGa llama a sus fans Little Monsters. Toda su filosofía, te guste o no Lady GAGa, gira en torno a defender la individualidad de cada uno sacando nuestro lado más raro y monstruoso, de ahí su estilo estrafalario e imprevisible y el nombre que da a sus fans. Lady Gaga es coherente. La forma en la que ella aparece de cara al público es una muestra congruente de su mensaje. Así que se vale de las redes sociales y los medios de comunicación para resaltarlo. Ése es su Branding o Marca Personal.

 

¿Qué poner en las Redes Sociales en la Fase Pre-Concierto?

 

Te voy a nombrar las que yo uso a día de hoy (recuerda que hay muchísimas y cada una tiene su propio contexto). Las usaré sólo como ejemplo, pero de nuevo es un tema del que habría que dedicar una sección aparte. Por ahora seré breve, pero conciso:

Formatos:

Fotos, Videos, Textos usando:

Los 24h de Facebook, Instagram o WhatsApp),

Los Facebook o Instagram Live,

Post regulares de Facebook o Instagram.

Contenido:

Tú y tu banda en el local de ensayo, grabando vuestro próximo videoclip, disco…

Comparte cosas que te gustan (cine, literatura, filosofía de vida, reflexiones, viajes, causas, alimentación -vegana-…)

Objetivo:

Conectar, simpatizar con tu audiencia (¡No con todo el mundo!)

Crear cercanía y confianza.

 

Medios de Comunicación (Online y Offline)

 

Promociona tus conciertos en radios, prensa, tv, plataformas online, canales de youtube (sofar, noise off)… De nuevo, busca aquellas que se adecuen a tu estilo, marca personal, mensaje… Google te ayudará, ahora es sólo coger papel y boli y empezar a apuntar mails, números de teléfono y dar la tabarra. Piensa siempre en el “win-win-win: El medio de comunicación sale ganando porque les das tu contenido único, tú; porque te promocionas y la audiencia; porque va a tener la oportunidad de escuchar y/o ver algo único.

 

Cómo organizar un buen concierto: El Concierto

 

hacer un buen concierto

 

Aquí ya no hay hueco para el científico. Aquí eres un artista.

Estate en el presente, vive y disfruta de cada canción y de cada segundo con tus compañeros y tu público. Pásatelo bien. Camina y permítete improvisar sobre el mapa trazado en la Fase del Pre-Concierto. Usa todos tus sentidos.

En cuanto a las Redes Sociales puedes decirle a alguien que haga un Facebook o Instagram Live para amplificar la experiencia.

 

Como organizar un buen concierto: El Post-Concierto

 

hacer concierto memorable

 

Ya hemos terminado el concierto. Tal vez estemos en el día después, dos días después… Llegó la hora de hacer balance. Cosas a mejorar, ver qué funcina y qué no. Actualizar después de la experiencia si es que hace falta.

Balance y Feedback:

Escuchar a tu público es bueno, saber qué les ha parecido, pero tampoco hay que obsesionarse y seguir a raja tabla sus opiniones. Muchas veces son sólo opiniones, coje las que te inspiren y te conmuevan, pero no tienes que hacer caso a todas. Sé flexible pero establece tu propio criterio también, cada uno tiene el suyo. Sólo tú y tus compañe@s sabéis vuestros objetivos, vuestros sueños, deseos… A veces una opinión constructiva del público podría suponer destructiva para tu proyecto. Así que anda con cuidado.

Amplifica la experiencia:

Volveremos al mundo online, a las redes sociales: fotos, videos… del concierto. Amplifica la experiencia. Gradulamente, del post-concierto nos diluiremos en la etapa del pre-concierto otra vez. El circuito continua, la espiral se contonea. Y si lo estás haciendo bien: nuevas caras de seguidores, nuevos fieles en el camino. Seguimos, la cosa marcha.

 

Espero que todas estas palabras te hayan servido de gran ayuda.

 

¡Hasta el próximo post!

¡Compartir es Vivir!

¿Qué hago si no tengo tiempo para tocar la guitarra o cantar? (¡La Solución!)

avanzar poco tiempo guitarra

Son much@s l@s alumn@s que me dicen que no tienen tiempo para tocar la guitarra o cantar durante la semana

Sé que no es tu caso, sé que tu ensayas siempre que puedes, sé que dejas de comer, salir, dormir…por dedicarle tiempo a este noble arte.

Te cuento esto, porque tal vez a tu alrededor sabes de algún caso parecido… Si así fuera, pásale el enlace de este artículo que estoy a punto de escribir.

 

Brevemente, antes de empezar:

¿Cuáles son los motivos por los que quiero cantar y tocar la guitarra?

 

 

Ensayar y dedicarle tiempo a la guitarra y al canto en general no esconde oscuros misterios ni requiere de sacrificados esfuerzos. Lo importante es no perder de vista la motivación.

Repito: Lo importante es no perder de vista la motivación.

Saber qué ideas te han llevado hasta aquí te pueden ayudar a ponerte en situación. Así que no ensayes de cualquier manera, no ensayes con la idea de esfuerzo en tu cuerpo, sin ni siquiera haberte replanteado antes qué es lo que te ha llevado a meterte en clases de guitarra y canto.

Por muy bien que te haya ido hasta ahora (“esforzándote” para sacar primaria, secundaria, la universidad, tu primer trabajo…) te pido que en este caso hagas una excepción.

Podemos probar a ver qué pasa…

 

¿Y qué hago entonces?

 

Pues…

Pásalo bien, no te agobies…

¿para qué?

¿No tienes ya suficientes agobios? ¿Para qué uno más?

No fue para eso para lo que empezaste a tocar la guitarra y a cantar, ¿verdad?… Sé que es muy dificil de entender… pero, al menos en las clases de Guitarra y Canto, “esfuerzo” es una palabra vacía que además desgasta y nos roba energía nada más pensar en ella.

Sí, no te necesitamos esfuerzo. Bye, bye!

Sin embargo, prueba a cambiar esa percepción acerca del aprendizaje y presta atención a lo siguiente:

Motivación = Motivos

Motivación es la causa de una acción. La palabra motivación proviene del latín motivus (movimiento) y el sufijo -ción (acción y efecto). La palabra motivo viene también del latín motivus, formada con la raíz del verbo movere (mover) o sea es “relativo al movimiento”, y se refiere a la causa o razón de un movimiento.

(Observación: Parece que motivación y motivo tienen raices muy parecidas…)

¡Sigamos!

Es decir,

¿Qué es lo que exactamente te ha movido hasta aquí?

¿Qué ideas o imágenes rodan tu imaginación?

¿Qué te ha llevado a meterte en las clases?

¿Cómo te ves o te gustaría verte en unas semanas, meses, años en lo relativo a la guitarra y al canto?

¿Cuáles son los motivos, los “porqués”?

Respuestas ejemplo: tocar con amigos, conocer gente, componer mis canciones, ser un/a artista famoso, tocar en la calle y sacarme unas perrillas, ligar más, pasar el rato relajado tocando y cantando después del trabajo, cantarle y tocarle a mis hijos, ser el centro de atención de todo fiestorro que se acontezca, etc.

Haz tu lluvia de ideas de los motivos que te han llevado a tener una guitarra entre tus manos y a querer cantar y finalmente sustituye todos estos motivos por la idea de que te tienes que esforzar de alguna forma para conseguir cantar y tocar como nadie. No pierdas eso, quédate sólo con eso.

En resumen, no te esfuerces: Vive y revive relajadamente y con curiosa observación los motivos que te han llevado hasta aquí, no los pierdas;

¡Son tu motor!

Repito:

Vive y revive relajadamente y con curiosa observación los motivos que te han llevado hasta aquí, no los pierdas;

¡Son tu motor!

Para aprender algo es fundamental estar relajad@ y motivad@. Si te esfuerzas; perderás el control y te estamparás con la desmotivación en menos de lo que canta un gallo.

 

Ahora sí:

¡La Solución a “No tengo tiempo”!

 

Eso sí, no me malinterpretes con lo que te he dicho hasta ahora:

¡Sé constante!

La Constancia es uno de los valores clave en mis clases de Guitarra y Canto. Para que la constancia se aplique sin esfuerzo alguno es importante lo descrito anteriormente.

¡Atención!: Ahora es cuando empieza la idea fundamental de este artículo:

¿Cómo voy a ser constante si no tengo tiempo durante la semana Alejandro, eh?

 

 

En mis clases usamos La Regla de los 5 minutos, la cual vamos a renombrar:

“Hey, tienes 5 minutos al día ¡y lo sabes!”

Es posible que no tengamos una hora y a veces ni media hora, lo sé. Porque imagínate:

Te dices;

“Voy a dedicarle una hora a tocar la guitarra y a cantar!”

Es muy posible que antes de terminar la frase, terribles pensamientos azoten tu cabeza

(Sabotajes del tipo: si, pero tengo que ir al Mercadona, tengo que ordenar y limpiar la casa, tengo que mandar un whatsapp a…

Todos los “Tengo que…” se agrupan interminablemente obstaculizando nuestro momento de paz y alegría con la guitarra y el canto.

Pero… ¿Quién no tiene 5 minutos al día?

Dime, ¡Quién!

Ya lo decía el gran Víctor Jara:

“Son cinco minutos
la vida es eterna,
en cinco minutos”.

Peor es nada…Fíjate:

En 5 minutos se puede…

  • practicar muchas veces el cambio entre acordes y notar la diferencia en la velocidad
  • practicar la colocación de las manos derecha o izquierda
  • aprender una frase cantada y tocada a la guitarra de una canción
  • aprender de uno a unos cuantos acordes nuevos
  • repasar alguna escala
  • repasar algún patrón de ritmo
  • etc, etc…

¿Dónde están esos 5 minutos a lo largo de las 24h del día?

  • Mientras esperas a que se termine de hacer la comida
  • mientras esperas a que tu compañer@ de piso salga del baño para meterte tú
  • hay ejercicios que puedes hacer viendo la tele, escuchando la radio...
  • en la cola del banco, del supermercado… (sigue leyendo y entenderás esto último)

Muchas veces ni siquiera nos hace falta una guitarra, ni un momento planeado:

Puedes cantar mientras…

  • conduces
  • caminas por la calle
  • friegas los platos
  • limpias la casa
  • te duchas

Puedes practicar relajar la muñeca (para hacer ritmos con la mano derecha -Hardware-)

  • en la cola del supermercado
  • en la cola del banco
  • en la playa, el campo

A much@s alumn@s les ayuda mucho tener la guitarra a mano, fuera de la funda en casa. Cuando se ven delante de esos 5 minutos alargan la mano, cogen la guitarra y cha chán!

IMPORTANTE!: Lo bueno de la regla de los 5 minutos es que te ayuda a entrar en estado gradualmente lo que muy posiblemente haga que te apetezca alargar esos 5 minutos en otros 5 y así interminablemente…

Para terminar decirte que te puede interesar también este artículo en el que describo cómo llevar la guitarra y el canto a tu vida y no al revés. Leer artículo AQUÍ.

Bueno, hasta aquí el artículo de esta semana:

Resumen en 2 pasos:

  • Lluvia de ideas de motivos (busca 5 minutos para hacerla, jeje)
  • Buscar momentos de 5 minutos a lo largo del día para tocar y/o cantar.

Cualquier duda, experiencia sobre el tema puedes comentarla aquí debajo.

 

¡Hasta el próximo post!

¡Compartir es Vivir!