Cómo hacer canciones (3 pasos para poner tu creatividad en acción)

¿Siempre has querido escribir canciones y crees que no puedes? ¿Crees que escribir canciones es un regalo de las divinidades para unos cuantos elegidos? ¿Quieres ser una persona más creativa pero no sabes por dónde empezar?

En este artículo te enseñaré un modelo con el que podrás estimular tu creatividad y llevar la mejor versión de ésta a la práctica en menos de lo que canta un gallo.

No sólo te servirá para componer canciones, si no que también te será útil en cualquier campo de tu vida (por muy poco creativo que creas que pueda ser éste).

A continuación te revelaré los 3 pasos que usaba el equipo de trabajo de Walt Disney para crear sus obras. Es muy importante e imprescindible que te sumerjas al 100% en cada uno de ellos y que por lo tanto no interfieran los unos con los otros. Si no que trabajen en sintonía y en equipo.

 

Cómo hacer canciones: (Paso 1) El Soñador/La Soñadora

 

ser más creativo

 

Es importante empezar siempre por el Soñador. Lo vamos a hacer a través del Brainstorming o Lluvia de Ideas. Tan sólo tienes que coger un papel en blanco y empezar a rellenarlo sin parar. Tendrás que dejar de lado a tu mente lógica, escribe lo primero que te venga a la cabeza, luego que esa palabra te lleve a otra y así sin parar. No tiene que tener sentido, la misión principal es dejar a la mente racional en stand by y empezar a entrar en trance.

Por ejemplo: Ahora me viene la palabra “papaya”. Voy a seguir:

“ayer” “playa” “Fue aquel día cuando…” “a veces lloro bajo el sol, las horas son largas…” “pantalón” “hormiga” “infancia”…

Podría seguir, pero lo dejo ahí. Tan sólo es para que te hagas una idea. ¿Tiene sentido mi lluvia de ideas?

Pues NO. (Por ahora).

También me podría centrar en un tema concreto. Por ejemplo, vamos a decir que quiero escribir una canción de amor. Empiezo mi brainstroming, aquí, en vivo y en directo:

“amor” “locura” “en las aceras la lluvia” “silencio cae” “en una nube las horas son fuego” “ella sonreía” “tras el cristal” “en la noche oscura como el frio”…

De nuevo, lo dejo ahí.

También puedes coger un libro y abrirlo al azar como hacian los Dadaístas a principios del siglo XX:

Señala un punto en cualquier página con tu dedo y escribe la palabra en la que ha caído tu dedo encima. Puedes seguir haciendo lo mismo o quedarte ahí y ver qué otras palabras, ideas o frases te evocan esa palabra.

Ya ves, no hay reglas. Es como volver a ser un/a niñ@.

He aquí un ejemplo del Brainstorming que he hecho yo antes de hacer este post y materializarlo en lo que ahora estás leyendo entretenidamente:

 

Características del Soñador:

 

Garantiza la Creatividad

No hay filtro lógico. Es irracional

Es abstracto, no concreta

No hay límites. Todo es posible. Todo vale.

 

Preguntas del Soñador:

 

¿Por qué no…?

¿Y si…?

 

 

Cómo hacer canciones: (Paso 2) El/La Realista

 

 

NOTA: Que quede claro que la palabra “realista” nada tiene que ver con el concepto popular de “es que no eres nada realista…” Si te condiciona demasiado con el dicho popular la puedes llamar “El práctico, el pragmático..”

Es en este punto cuando las ideas se van a llevar a cabo. Cogeremos aquellas que nos resulten más útiles y descartaremos las que no son prioritarias o relevantes y ¡Chas! ¡Directos a la acción! Probaremos y muchas veces necesitaremos el ensayo-error, ya que muchas ideas hasta que no se ponen en práctica no se sabe cómo funcionan en el mundo real.

 

Características del Realista:

 

Garantiza la Acción y la Viabilidad

Pone los pies en la Tierra: ¡Vamos a ello! ¡Manos a la obra!

Concreta, es objetivo. Práctico. Transforma las ideas del soñador en acciones concretas.

Descarta y pone las ideas útiles en práctica.

Apuesta por las ideas que ofrecen mayores garantias y las lleva a cabo.

 

Preguntas del Realista:

 

¿Cómo lo pongo en práctica?

¿Qué de lo soñado me va a servir para pasar a la acción?

 

Cómo hacer canciones: (Paso 3) El/LaCrítico

 

 

¡Ahora si! Ya puedes ejercer de Crítico y poner en cuestión muchos planteamientos iniciales. Siempre de forma constructiva, con mucho amor… ¡MUCHO AMOR! ¡LOVE, LOVE, LOVE!

Evita comentarios destructivos que minen tu autoestima, la de los demás, la del proyecto o la de las ideas que estás trabajando. El respeto y la asertividad son prioritarios en este punto. El proceso de creación es un juego y por tanto ha de ser divertido y inspirador. Así que deja de lado los modelos tradicionales y conservadores de culpa y autofustigamiento innecesarios. Sólo hará que las cosas vayan a peor.

 

Características del Crítico:

 

Garantiza el Análisis.

Previene de posibles riesgos.

Filtra. Selecciona. Pule. Cuestiona.

Evaluación constructiva (NO destructiva, sólo para mejorar).

Busca los puntos débiles con la intención de mejorar.

Exprime las ideas sacándoles el mejor partido.

 

Preguntas del Crítico:

 

¿Y qué podría suceder si…?

¿Qué falta para…?

¿Qué puntos de vista no se han tenido en cuenta?

 

 

Por último: ¿Cómo sabremos que estamos llegando a buen puerto?

 

Es decir, en este caso, ¿cómo sabremos que estamos ante una canción que es de mi agrado? El proceso creativo de Disney funciona cíclicamente. Es decir, vas del soñador al realista y luego al crítico y una vez reciclada la información necesaria vuelve a empezar sin parar hasta que notes en tí un mayor grado de satisfacción con el resultado.

En próximos posts sobre composición de canciones hablaré también de temas muy importantes como el Desapego y el Trabajo en Paralelo. ¡Así que estate antent@!

Comentanos a toda la tribu de guitarra y canto tu caso. Comenta también cualquier duda aquí debajo al respecto. ¿Has usado sin darte cuenta este modelo en algún ámbito de tu vida? ¿Cómo fue?

 

Entérate de mi Próximo Taller para Escribir Canciones AQUÍ!

 

 

¡Hasta el próximo post!

Alejandro Campos Fernández
Sígueme

Alejandro Campos Fernández

Mi misión es ayudar a las personas a; conectar consigo mismas, ganar confianza, independencia, concentración, vencer sus miedos, fomentar la creatividad y el trabajo en equipo, a través de la guitarra y el canto.
Alejandro Campos Fernández
Sígueme
¡Compartir es Vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.