aprender ritmos guitarra

Cómo aprender ritmos a la guitarra con facilidad (3 pasos clave + 1 ejercicio práctico)

Estos 3 pasos que estoy a punto de revelarte marcarán un antes y un después en lo que a tus habilidades rítmicas se refiere. En tan sólo estos 3 pasos he condensado toda mi experiencia no sólo como músico sino sobre todo mi experiencia como profesor con alumn@s de todo tipo de nivel, procedencia, sexo o edad.

Léelo y mira a ver cuáles son tus puntos débiles y cuáles los puntos a mejorar. Si ejecutas cada paso como aquí te explico, pronto se acabarán tus problemas con el ritmo y pronto subirás tu nivel como guitarrista rítmico.

 

Cómo aprender ritmos a la guitarra: (1) Hardware vs Software

En el Método GC que aplicamos en mis clases de Guitarra y Canto hablamos de los términos Hardware y Software. Aunque en un principio puedan sonar un poco freak tienen su razón de ser.

Diferenciar entre uno y otro es crucial. Para simplificar, en el mundo real llamamos Hardware a cosas como los ordenadores, móviles, etc… y llamamos Software a los programas, aplicaciones que se insertan en ellos.

En el caso de la guitarra el hardware será nuestro brazo derecho al completo: hombro, codo y sobre todo muñeca, mano y dedos (izquierdo si eres zurd@) y el software los patrones de ritmo.

Hardware

Según Wikipedia:

La palabra hardware en informática se refiere a las partes físicas tangibles de un sistema informático; sus componentes eléctricos, electrónicos, electromecánicos y mecánicos. Cables, gabinetes o cajas, periféricos de todo tipo y cualquier otro elemento físico involucrado componen el hardware; contrariamente, el soporte lógico e intangible es el llamado software.

Para que te metas de lleno en cómo colocar bien la mano/ brazo derecho (izquierdo si eres zurd@), es decir el mundo del hardware, te recomiendo este post: Cómo colocar la mano derecha correctamente (4 motivos y 6 pasos para hacerlo bien).

 

Software

Según Wikipedia:

Se conoce como software al soporte lógico de un sistema informático, que comprende el conjunto de los componentes lógicos necesarios que hacen posible la realización de tareas específicas, en contraposición a los componentes físicos que son llamados hardware. La interacción entre el software y el hardware hace operativo un ordenador (u otro dispositivo), es decir, el Software envía instrucciones que el Hardware ejecuta, haciendo posible su funcionamiento.

Ejemplo de Software (Patrón de Ritmo):

 

Cómo aprender ritmos a la guitarra:

(2) VAK: Las 3 vías por las que aprendemos los ritmos a la guitarra.

 

1) Visual (Vista)

2) Auditiva (Oído)

3) Kinestésica (Movimiento)

 

Estas son las vías sensoriales de aprendizaje según la Programación Neurolingüística. Son las vías preferentes de entrada, procesamiento y salida de la información.

En los diagramas que usamos para los patrones de ritmo en Guitarra y Canto usamos las 3 vias (ver ejemplo del patrón de ritmo de Hey Jude arriba):

 

Visualmente (Las Flechitas)

Como puedes ver, las flechitas te indican si el golpe que das con la mano derecha suena con la mano dándole hacia arriba o si suena con la mano dándole hacia abajo. En el caso concreto de mis clases, me he dado cuenta que l@s alumn@s que son más visuales sienten una especial preferencia por este recurso, mientras que a otr@s les confunde más.

 

Auditívamente (Pa pa ra pá)

L@s alumn@s que son más auditiv@s preferierán canturrear el patrón. En mi método ponemos esto en la parte derecha en rojo entre paréntesis. “Pa” es el sonido que usamos cuando el golpe es hacia abajo y “ra” cuando el golpe coincide con el movimiento de la mano hacia arriba. También puedes usar las palabras inglesas “Up” para “Pa” (Arriba) y Down” para “ra” (Abajo). Personalmente, uso los monosílabos Pa y ra porque no significan nada, son más irracionales, más tribales (más abajo te explico con más detalle).

 

Kinestésicamente (los números, puntitos y cruces)

Kinestesia tiene que ver con todo lo relacionado con el movimiento. Much@s de nosotr@s aprendemos mejor moviéndonos. En los diagramas de los patrones de ritmo del Método GC, el movimiento se representa con los números, los puntitos y las cruces. Éstos indican el movimiento de nuestra mano derecha (izquierda si eres zurd@). Los números y las cruces indican que la mano (hardware) en ese momento baja y los puntos indican que la mano en ese momento sube. Si estás en mis clases sabes a lo que nos estamos refiriendo, si no puedes dejar un comentario abajo y te lo muestro con un video.

 Te recomiendo este post de la web La Mente es Maravillosa en la que nos explican más sobre el tema: ¿Eres visual, auditivo o kinestésico?

 

Cómo aprender ritmos a la guitarra: (3) El Truco del Almendruco.

 

Dentro de ti hay un Homosapiens

La verdad de la verdad es que la clave para aprender patrones de ritmo con cierta eficacia estriba en NO PENSAR. Para l@s que no pensáis demasiado estáis de enhorabuena, aquí podréis encontrar vuestro elemento. Y para l@s que sólo pensáis en tonterias, ésta es una buena forma para dejar de hacerlo.

Ahora sí:

Míralo así, en tu ADN tienes la herencia de todos tus antepasados, antepasados que se remontan a los principios de los principios. Si, dentro de ti hay un homosapiens, déjate de filosofias místicas: (ni la luz, ni las estrellas…) Dentro de ti tienes a un homosapiens, a un mono. Si, a un simio, a un antropoide, aunque te duela es así. Ahora lo empiezas a entender todo ¿verdad?

Bueno, esto tiene su lado positivo, así que vamos a ver el vaso medio lleno: El ritmo y el canto están antes que el desarrollo del lenguaje tal cual lo conocemos hoy y eso tiene sus ventajas. Sólo tenemos que ponernos en modo tribal, en modo primate, en modo ritual, en modo salvaje (esta última palabra te gusta más ¿a que si?). Si, aprovecha, modo irracional, modo de NO PENSAR. Ya lo habrás visto y si no prueba, cuanto menos piensas los ritmos, mejor te salen.

Repito:

“Cuanto menos pienses los ritmos, mejor te saldrán”

 

Ejercicio Clave

Por último, uno de los ejercicios que mejor funcionan en clase y que además nos ayuda para desarrollar nuestro sentido de la concentración es el de mirar a un punto fijo. Muchos llamarían a ésto hacer Mindfulness. Y en realidad no estarían desencaminados. Nos ayudará a que nuestros sentidos estén a flor de piel, en esos momentos estate presente, siente tu cuerpo en la silla, en el suelo, donde quiera que estés. Mira a un punto fijo y usa los recursos antes mencionados: canturrea el ritmo en bucle hasta que lo interiorices sin pensar, una y otra vez hasta que vayas entrando en una especie de estado de trance, que no es más que un silencio y un bienestar de sentir el momento presente.

Como ves el ritmo (y el canto) son de lo más tribal y terapéutico que hay en la música. Tal vez porque nos lleva a nuestros ancestros, a un mundo oscuro pero revelador, nos hace entrar en un estado místico y liberador que nos relaja y nos sitúa más en quienes somos y donde estamos sin prejuicios ni miedos.

Comparte si crees que vale la pena y comenta si tienes dudas o cosas que aportar.

¡Hasta el próximo post!

 

¡Compartir es Vivir!
confianza cantar tocar guitarra

Cómo conseguir más confianza para tocar la guitarra y cantar: 11 Afirmaciones para renovar tus creencias.

Uno de los puntos clave en mis clases de Guitarra y Canto es trabajar las creencias de los alumnos en cuanto a sus capacidades y potencial latente para aprender a tocar la guitarra y cantar.

Las creencias lo son todo. Absolutamente todo. Es la base de cualquier forma de realidad que percibes a través de tus 5 sentidos. Es la semilla de todo lo que ves a tu alrededor. Una vez escuché que la realidad nace 2 veces: Primero en tu cabeza (La Imaginación) y luego en el mundo material (La Realidad).

 

Si, lo repito:

“La realidad nace 2 veces: Primero en tu cabeza (La Imaginación) y luego en el mundo material (La Realidad)”.

 

Échale un vistazo a este artículo donde te hablo del Proceso Creativo de Disney, que seguro que sin querer has usado sin darte cuenta alguna vez. (Va sobre cómo se transforman las ideas en realidad).

Es fácil, ya verás, no es tan esotérico como parece, con estos ejemplos que te pondré a continuación lo verás claro:

Por ejemplo, antes de que se crease un avión, primero se tuvo que pensar, imaginar… la idea de avión. Luego se puso el plan en acción, a base de ensayo-error y voilá!!!:

Se creó el primer avión y desde ese momento hasta ahora se han fabricado millones de aviones. Lo mismo con todos los grandes inventos. Si te pones a pensar… la idea en sí es bastante loca, ellos no lo veían como algo tan loco y por eso lo llevaron a cabo, sus creencias a cerca de sus creencias eran viables, por eso, partiendo de estas creencias el sueño se convirtió en realidad.

 

 

Pero tampoco hace falta irse demasiado lejos. Pongamos un caso más cotidiano. Hacer una tortilla. Primero imaginas la idea de una tortilla en tu cabeza. Luego te imaginas yendo al supermercado, comprando los huevos, las papas, la cebolla… incluso te visualizas en la cocina haciéndola

Para y ponte a pensarlo, ¡es así como funciona! Luego ya estás en la cocina haciéndola y te imaginas invitando a gente y probándola y diciéndote: ¡Qué rica tu tortilla Andrés, me tienes que pasar la receta!

(Bueno, igual tus pensamientos no llegan tan lejos, pero, ¿te haces una idea verdad?)

 

Cómo conseguir más confianza para tocar la guitarra y cantar:

11 Afirmaciones para renovar tus creencias y mejorar tu habilidad para cantar y tocar la guitarra.

 

Por eso, en el artículo de hoy he trabajado algo que queria hacer desde hace tiempo: Un video/audio con afirmaciones.

(Abajo tienes el video de mi canal de YouTube y el audio de mi recién estrenado canal de Ivoox).

Una de las actividades clave para asentar nuevas y enriquecedoras creencias es la de sentir con los 5 sentidos afirmaciones que favorezcan la aparición de nuevas creencias que te ayuden a conseguir tus objetivos. Esto no es nada nuevo, es un ejercicio que llevan haciendo desde hace muchos años artistas, empresarios, creadores… y todas esas personas que admiras y de las que te preguntas: ¿Cómo coj**** han conseguido eso y en tan poco tiempo?

Si, amig@s, las creencias: Las semillas que bien regadas darán sus frutos. Todo lo que vives en tu día a día HOY fue creado en tu imaginación en el pasado.

 

Repito:

“Todo lo que vives en tu día a día HOY fue creado en tu imaginación en el pasado”.

 

Como decía el célebre psicólogo americano el Dr. Wayne Dyer en el título y la temática de su libro “You’ll see it when you believe it”. En el título del libro el autor coquetea con el dicho popular “No me lo creeré hasta que no lo vea”. Dyer propone el dicho a la inversa “Hasta que no te lo creas no lo verás”. Está claro que este dicho popular en concreto,  te pone en posición de víctima (esperas a algo externo para que las cosas se hagan o se cumplan). Invirtiendo el dicho, Dyer, nos deja toda la maquinaria de los resultados bajo nuestra absoluta responsabilidad y voluntad.

Así que las afirmaciones son un ejercicio en el que te das la oportunidad de hacerte responsable de tus pensamientos, ni más ni menos. No eres víctima de tus pensamientos aleatorios que te confunden y te alejan del tipo de realidad que te gustaria estar viviendo.

 

 

Repito:

“Las afirmaciones son un ejercicio en el que te das la oportunidad de hacerte responsable de tus pensamientos”.

 

Y no, no te confundas, estos ejercicios no te deshumanizan, no te convierten en un robot controlador, programador de la realidad. No vas a perder tu espontaneidad en la vida. No vas a dejar de querer a gente a la que quieres, ni te dejarán de querer. No supondrá nada parecido a meterse en una secta, más que nada porque no hay ya nada peor que pertenecer a la secta de tus pensamientos aleatorios, esos que te alejan de lo que realmente quieres y deseas. No te preocupes por eso, porque eso es lo que hemos estado haciendo toda la vida. Por fin podrás salir de la secta de tus creencias limitantes y destructivas. Hemos sido robots que siguen las pautas de pensamientos caóticos y cambiantes que a lo único a lo que nos han ayudado es a dar tumbos sin ton ni son por el recorrido único e irrepetible de nuestra vida.

Bueno, ahora sí espero que disfrutes de estas 11 afirmaciones que hemos preparado para ti con la hipnotizante voz de Amanda Díaz Gandasegui sin la que hubiese sido imposible crear este podcast.

Las puedes escuchar en cualquier lugar, antes de dormir, en el coche, mientras trabajas, se trata de escucharlas varias veces y dejar que tu subconsciente las vaya asimilando. Esto favorecerá a que aprendas más rápido y sin darte cuenta y no pierdas el tiempo con pensamientos paralizantes que vienen por defecto de fábrica en el ADN de nuestro sistema nerviso. Prueba y dime qué tal.

 

NOTA: También hablo sobre las creencias en el primer apartado de este post: “5 cosas que NUNCA debes hacer cuando empiezas a tocar la guitarra (¡Soluciones!)”

 

 

Descárgate el audio para escucharlo en cualquier lugar:

 

 

11 Afirmaciones para renovar tus creencias y mejorar tu habilidad para cantar y tocar la guitarra.

 

  1. Las personas de mi alrededor disfrutan al oírme cantar.
  2. Los sonidos de mi voz y mi guitarra calman a las personas que me rodean y a mí.
  3. Disfruto escuchando los sonidos que produzco con mi guitarra y con mi voz.
  4. Cada vez que practico música me descubro más a mí misma.
  5. Soy una persona creativa y expreso mi arte a través de la música.
  6. Yo soy irremediablemente única en el mundo y por eso mi forma de expresarme también es única.
  7. Cuando canto y toco la guitarra, cuerpo y mente conectan.
  8. Dedico al menos 5 minutos al día a ensayar con mi guitarra y mi voz para concentrarme en mí y desconectar de mi rutina diaria.
  9. Acepto mis errores pues son ellos los que me ayudan a crecer y a mejorar.
  10. Cuando toco y canto a las personas que están a mi alrededor, consigo una comunicación más profunda con ellas.
  11. Soy infinito.

 

 ¡Hasta el próximo post!

¡Compartir es Vivir!
como empezar tocar guitarra

5 cosas que NUNCA debes hacer cuando empiezas a tocar la guitarra (¡Soluciones!)

Este post te puede ayudar si no sabes qué es lo que te paraliza o frena cuando empiezas a tocar la guitarra, si llevas poco tiempo; unos días, unas semanas… o estás estancad@ en algún lugar de tu vida musical.

Esto que te voy a decir puede ser tu plantilla para localizar tus puntos débiles y mejorarlos.

No sólo te servirá si eres principiante, también te será útil si estás creando un proyecto musical nuevo o llevas tiempo con uno sin ver resultados positivos. Además también te será de gran ayuda a la hora de componer canciones, grabar un disco, organizar una gira…

Que sepas que también son aplicables a cualquier contexto de tu vida cotidiana.

Éstas son las conclusiones que he sacado de mi experiencia como profesor de Guitarra y Canto, te las cuento para que seas consciente y te sirva para ahorrarte tiempo en tu camino con la guitarra y el canto o en tu carrera musical o artística.

. Prueba y cuéntame tu experiencia.

 

5 cosas que NUNCA debes hacer cuando empiezas a tocar la guitarra:

 

 

1. Creer que no puedes

 

 

“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto”

(Henry Ford)

 

He visto que un alto porcentage de l@s alumn@s que empiezan a tocar a la guitarra viene con la idea de que se han metido en un imposible.

Empiezan a dudar;

“Mis manos son muy pequeñas, muy gordas, muy finas, muy largas…”

“La guitarra NOOO suena bien…”

(¿Te suena?)

A mi si me suena, lo oigo a menudo, pero no pasa nada…

La labor del profesor es evitar que l@s alumn@s se hundan en un bucle sin salida e impedir que las creencias negativas lleven a otras todavía más negativas.

Para que lo veas claro, te voy a enseñar lo que el célebre psicólogo americano, el Dr. Wayne Dyer clasificó en su reconocido libro “Tus zonas erróneas” como “El Círculo del Yo Soy”. En él nos revela cómo una creencia nos lleva a una acción determinada.

 

El Círculo del Yo Soy

 

 

Vamos a poner un ejemplo en nuestro campo. Supongamos que creo;

  1. Tengo los dedos muy cortos
  2. Miro el acorde que me está enseñando el profe
  3. Creo que lo voy a intentar
  4. ¡No! Yo no puedo…
  5.  ¿Por qué no?

¡Por que tengo los dedos muy cortoooos!

 

Vamos con otro ejemplo muy típico del que hablaremos en el punto número 4:

  1. No tengo tiempo para tocar la guitarra
  2. Miro la guitarra que está fuera de su funda
  3. Creo que lo voy a intentar
  4. ¡No! Yo no puedo…
  5. ¿Por qué no?

¡Por que no tengo tiempo para tocar la guitarra!

( …Y empezamos a racionalizar todo lo que tenemos que hacer; poner una lavadora, mandarle un email a fulanito, quedar con Pandora que llevo semanas intentando quedar con ella…bla, bla, bla…)

 

¡Soluciones!

1.Empieza a cambiar tus creencias por otras que te favorezcan.

Por ejemplo:

“Mis dedos están bien, son perfectos para tocar!”

(Lo cierto es que son como plastilina se adaptan perfectamente, tus creencias no les dejan hacer lo que tienen que hacer…)

“¡Tengo 5 minutos para tocar un ratillo!”

 

2. Visualízate tocando, actúa como si ya supieses tocar.

Utiliza tu imaginación (pon imágenes en tu mente de tí mism@ tocando en tu casa, con amigos y haciéndolo bien).

Y me dirás;

“Ya Alejandro, pero a mi todo ese rollo new age de pensamiento positivo no me va, es un engañatontos!

Me parece muy bien que no te vaya, no obstante lo que sí es cierto que es que ya estás poniendo imágenes en tu cabeza de tí mism@ como alguien que es incapaz de tocar la guitarra y te comparas con los que ya saben y ves que sóis 2 mundos opuestos.

La excusa perfecta para abandonar.

Me parece bien que no creas en el pensamiento positivo, porque yo tampoco creo en eso. Lo que sí es cierto es que todo lo que ves a tu alrededor hecho por un ser humano partió de una idea, de algo dentro de la cabeza de alguien, de una visualización, lo hacemos constantemente.

Mira bien:

La silla en la que te sientas, el ordenador, la tablet o el móvil en el que estás leyendo este post, los aviones que ves volar en el cielo, la comida que hiciste ayer o vas a hacer luego… partió y partirá de una visualización que tienes en tu cabeza. Te visualizas yendo al supermercado comprando las verduras, haciendo la comida… Todo en tu día a día parte de una visualización previa.

 

2. Obsesionarte con el objetivo y no DISFRUTAR con el proceso

 

 

Tener objetivos está muy bien, es casi lo primero que pregunto a mis alumn@s cuando empiezan en mis clases.

El objetivo puede ser;

cantar y tocar la guitarra con amigos,

cantar y tocar sol@ en casa para relajarme,

tocar en una banda de rock and roll,

ligar con el vecino,

hacer mis canciones…

 

¡Hasta aquí bien!

¡Bravo!

 

El problema surge cuando nos apegamos a los objetivos. Es por ello que uno de los valores que trabajamos en las clases de Guitarra y Canto es el del Desapego. El desapego en nuestra vida es clave para ser libres y disfrutar de nuestra autonomía como seres humanos.

Cuando nos apegamos a algo o a alguien dejamos de disfrutar de nuestra presencia en el mundo y por lo tanto nos convertimos, sin darnos cuenta, en seres más egoístas con todo lo que nos rodea. Es curioso, porque socialmente se nos ha enseñado todo lo contrario. Parece que si te desapegas estás siendo egoísta, pero es justo lo contrario.

 

Repito:

“Cuando nos apegamos a algo o a alguien dejamos de disfrutar de nuestra presencia en el mundo y por lo tanto nos convertimos, sin darnos cuenta, en seres más egoístas con todo lo que nos rodea“.

 

El sistema promueve el apego, el apego está socialmente aceptado, se promociona el apego (a través de la televisión, los anuncios, el discurso político, la religión…) cuanto menos libertad, más te podremos vender cosas que no te hacen falta, más te podemos engañar y manipular a nuestro antojo. El desapego hace que conectemos con lo más profundo de nuestro ser, por lo tanto nos volvemos más congruentes, somos más apasionados y por lo tanto hace que vivamos plenamente en el presente, sin falsos miedos o fobias irracionales, lo que hace que ganemos foco y todo en nuestra vida fluya con mayor naturalidad y facilidad.

¡Atención con esto que te voy a decir!:

Si te obsesionas con el resultado es porque realmente no te entusiasma eso que estás haciendo o no lo amas lo suficiente, te mueve el miedo, no confias, tal vez quieres demostrarte algo a ti o a alguien porque en el fondo de tu ser crees que no puedes.

¿Cómo te has quedao?

¡Cómo te pasas Alejandro!

Es un efecto dominó, una bola de nieve que puede llegar a ser imparable teniendo como resultado una sensación de pérdida y de fracaso rotundos. Lo que se llama en la lengua de Cortázar y Cervantes: “TOCAR FONDO”.

Cuando digo efecto dominó o bola de nieve me refiero a que puede tocar varios palos de la baraja de valores en la que se sustenta un ser humano medianamente equilibrado: autoestima, congruencia, asertividad, capacidad de concentración No llegaremos a buen puerto si algunos de estos valores cojea, lo curioso es que con el apego (veneno para el alma y enemigo número uno de la vida) todos empiezan a cojear uno a uno… de ahí lo de efecto dominó o bola de nieve.

No obstante, no nos alarmemos, estamos aquí 2 días contados y todo tiene solución.

Al menos, esto sí que tiene solución.

Ready?

Go!

 

¡Solución!

Empieza a premiarte con cada pequeño logro que vas consiguiendo:

Cada acorde nuevo cuenta, cada postura que aprendes, premia todo el proceso (ganarás foco y motivación). Obsérvate cuando te juzgas, cuando te mini infravaloras, no debe haber hueco para este tipo de valoraciones destructivas, ¡Ni por asomo!

Evita victimizarte. ¡Flípate, entra en éxtasis, celebra cada nuevo acorde!

¡¡¡Estate profundamente agradecid@ por cada pequeña cosa que aprendas!!!

¡¡¡Estate profundamente agradecid@ por cada pequeña cosa que aprendas!!!

 

 

 

Recuerda la famosa fábula del burro y la zanahoria:

 

 

“Para que un burro tire del carro hay que ponerle una zanahoria adelante. El burro sabe que algún día alcanzará esa zanahoria. El amo le repite que mañana seguramente tendrá más fuerza y hoy medio que casi la atrapa con sus dientes; la zanahoria tocó su hocico y esa noche sueña con la zanahoria, él está en una pradera corriendo casi sin sentir el pasto hasta llegar a un silo donde hay cientos de zanahorias.
Al otro día, todo esta preparado para que siga la esperanza y mientras tanto el carro va para adelante. El carretero, un hombre rudo, que ronda los 40 años, ha dejado su familia en la cama, a las 5 de la mañana y sale con su burro camino a Vera, para vender los huevos. Esa mañana hace frío y al hombre se le da por cantar. El burro solo tiene rebuznos para su zanahoria y hoy seguro que la alcanza. La zanahoria es lo único que se ve. A él le han contado de muchos burros que han alcanzado la zanahoria; de eso charla cuando lo dejan pastando en Vera con otros colegas mientras su dueño vende los huevos en el mercadillo.
Ese sábado ha sido excepcional y al hombre le da pena su burro, entonces cuando llegan a la casa le da al burro la zanahoria.
Se conforma con poco, piensa el hombre, basta una zanahoria para hacerlo feliz, y eso que te he tenido cuatro meses prometiéndote la zanahoria, le dice al burro, pensando que la bestia no entiende.
“Que eres un tonto, hijo mío” le sigue diciendo al pobre burro, y durante cuatro meses vuelve a ponerle la zanahoria adelante”. 

 

3. Compararte con los demás

 

 

Todos tenemos nuestro propio ritmo de aprendizaje y nuestra primera y única misión es conectar con muestro propio ritmo, no te distraigas (te hará perder concentración y te debilitará), es un buen momento para poner a prueba tu grado de Humildad. Si tienes que mirar hacia fuera que no sea para compararte destructivamente, no vuelvas a fijarte en los resultados (aunque en este caso sean los ajenos).

Compararte con los demás te lleva a una situación de autobullying en la que nadie sale bien parado, no hay avances y no hay solución al problema, lo que nos lleva al inmovilismo absoluto e innecesario. Por ello en el aproceso de aprendizaje de las clases de Guitarra y Canto trabajamos el respeto y la tolerancia con uno mismo y los demás.

Ahora te voy a dar lo que yo considero una gran solución:

 

¡Solución!

Haz como han hecho, como hacen y seguirán haciendo los grandes artistas:

Observa para modelar.

Si has de mirar a fuera que al menos sea para preguntarte qué ha hecho esa persona para llegar a tener ese nivel. Pregúntale directamente, no caigas en la falsa admiración que para lo único que te servirá será para mitificar, poner en un pedestal al otro y por lo tanto tener la excusa perfecta para escaquearte y no seguir adelante.

 

4. No dedicarle un mínimo de tiempo a ensayar

 

 

¡Lo sé, lo sé! ¡Estás super, hiper ocupad@! Hoy todo va tan rápido, tantas cosas importantes por hacer…

Ir a mis clases está muy bien, se aprende mucho en poco tiempo y no es casualidad, no es un milagro, me lo he currado y me lo sigo currando para que así sea, pero inevitablemente me he visto que los alumnos que le dedican un mínimo de ensayo fuera de clases (sea este individual o con otros compañeros de grupo) aprovechan mejor las clases y avanzan a paso de gigante.

No me meto con l@s alumn@s que dicen no tener tiempo para ensayar, pues cada uno gestiona su tiempo como mejor puede, pero tampoco pueden esperar grandes resultados y mucho menos disfrutar alegremente durante el proceso si no ensayan lo más mínimo.

¡Solución!

Ya le dediqué un post hace unas semanas a este tema así que te invito apasionadamente a leerlo pues te será de gran ayuda pues aquí te explico la solución a tu falta de tiempo:

¿Qué hago si no tengo tiempo para tocar la guitarra? (¡La Solución!)

 

 

5. No tolerar los fallos

 

 

Acepta tus fallos, son los que te llevarán al éxito. ¡NECESITAS FALLAR!

Una y otra vez y poco a poco ir superando esos fallos para encontrarte con otros nuevos.

¡La guitarra sonará mal las primera semanas, te dolerán los dedos y no pasa nada!

 

¡Solución!

 Disfruta, entra en trance:

Obsérvate, acepta el autodiálogo negativo, ríete de esa voz aniquilante y autodestructiva. Agradece esta situación. Juega, es un juego. Acepta los errores, te harán falta. Verás como notas los avances.

 

Repito:

Acepta los errores, te harán falta.

 

 

5 cosas que NUNCA debes hacer cuando empiezas a tocar la guitarra:

(Resumen)

 

1. Creer que no puedes.

(Creencias: Círculo del Yo Soy + Visualizaciones)

2. Obsesionarte con el objetivo y no DISFRUTAR con el proceso.

(Desapego + Autopremios a corto plazo)

3. Compararte con los demás.

(Modelar los procesos de éxito, no los resultados + Foco en tu propio ritmo)

4. No dedicarle un mínimo de tiempo a ensayar.

(La Ley de los 5 minutos)

5. No tolerar los fallos.

(Aceptar para crecer + Autoestima)

 

 

¡Hasta el próximo post!

¡Compartir es Vivir!