Testimonios

 

Aranxta Garcia Tenorio (Zaragoza), Administrativa.

 

 Una de mis principales preocupaciones antes de apuntarme a las clases de Guitarra y Canto era no ser capaz de superar la primera barrera, que creo que es la más difícil, y sentirme frustrada, pero poco a poco me dí cuenta de que al final son inseguridades y que todos somos capaces de hacer todo lo que nos propongamos con tiempo y dedicación.

Otra de mis preocupaciones era no tener suficiente tiempo como para ensayar, pero el primer día Alejandro me dijo que lo importante era coger la guitarra todos los días aunque solo fuese 10 minutos y se puede avanzar mucho siguiendo este consejo, tienes que encontrar tu momento del día y hacerle hueco a la guitarra.

 Una de las cosas que más me gustan de las clases de guitarra y canto es el ambiente, hay una atmósfera buenísima de gente que tiene algo en común contigo y es un momento del día en el que te olvidas de tus problemas. Además también me gusta mucho que en muy poco tiempo puedes tocar una canción y ver avances rápidamente.

Por por último, y más importante, la tarea de Alejandro que no sólo nos da pautas para tocar sino que además hace una buena labor de coaching emocional y eso te ayuda a tener paciencia y autoestima a la hora de aprender.

 Estoy aprendiendo a tocar un instrumento que siempre he querido hacerlo y además como es algo que hago porque quiero no tengo prisas por aprender y eso hace que mejore cada día poco a poco. Además es muy relajante hacerlo es un momento que te dedicas a ti mismo cada día.

 Sin duda, las recomendaría, creo que hay personas a las que le puede venir muy bien y seguro que tienen los mismos complejos que yo al principio, son clases en las que no te da vergüenza hacerlo mal porque todos estamos aquí para aprender y equivocarnos mil veces si hace falta.

Arantxa Garcia
 
 
¡Compartir es Vivir!