Testimonios

 
image2(1)
 
Esther Blanco (Madrid), Empresaria.

 

Aprender a tocar la guitarra era una de mis asignatura pendiente más deseadas y gracias a Alejandro y a que ahora dispongo de tiempo he podido hacer realidad.

Me encantan sus clases porque tiene muy en cuenta tus limitaciones e intenta sacarles el mayor rendimiento de la forma mas acertada para cada uno. Es capaz de acoplarnos a todos potenciando siempre lo que más nos gusta o mejor hacemos. A mi además de tocar la guitarra me encanta cantar y él me ha enseñado a respirar y coger el aire para potenciar mi voz.

También el hecho de estar en un grupo me ha ayudado a saber cómo acoplar voces y ritmos, por supuesto con directrices que nos da Alejandro. El ambiente en las clases es buenísimo, os lo recomiendo.

Esther Blanco
 
 
¡Compartir es Vivir!