Marcos Jaén

Marcos Jaén

Marcos Jaén (Madrid), Consultor de Comunicaciones y VolP

Lo que más me gusta de las clases es la dinámica con la que se imparten, el trato personalizado hacia las necesidades de cada alumno, la preparación previa de las canciones, el método y la organización de las mismas.

Las clases me están ayudando especialmente a tratar de llevar el ritmo sin perderme, de forma constante, a lo largo de toda la canción. Aparte, aunque todavía queda mucho por mi parte, a cantar a la vez que toco.

Recomiendo estas clases si quieren aprender a tocar la guitarra, porque el método hace que se pase un rato muy agradable, a la vez que se avanza sin darse cuenta e impulsa a realizar cosas que quizás nunca te has planteado hacer anteriormente, como es cantar, aunque el objetivo fuera aprender a tocar la guitarra. El ambiente con los compañeros y contigo mismo es muy positivo y se crea una atmósfera muy especial que no he tenido en otras clases de guitarra.

Destacar la confianza que el profesor da al alumno de que será posible tocar la canción que dices, cantar o hacer lo que está previsto, realmente nunca me había planteado cantar y ahí vamos.

Guitarra y Canto
2019-10-27T05:22:03+00:00
Marcos Jaén (Madrid), Consultor de Comunicaciones y VolP Lo que más me gusta de las clases es la dinámica con la que se imparten, el trato personalizado hacia las necesidades de cada alumno, la preparación previa de las canciones, el método y la organización de las mismas. Las clases me están ayudando especialmente a tratar de llevar el ritmo sin perderme, de forma constante, a lo largo de toda la canción. Aparte, aunque todavía queda mucho por mi parte, a cantar a la vez que toco. Recomiendo estas clases si quieren aprender a tocar la guitarra, porque el método hace que se pase un rato muy agradable, a la vez que se avanza sin darse cuenta e impulsa a realizar cosas que quizás nunca te has planteado hacer anteriormente, como es cantar, aunque el objetivo fuera aprender a tocar la guitarra. El ambiente con los compañeros y contigo mismo es muy positivo y se crea una atmósfera muy especial que no he tenido en otras clases de guitarra. Destacar la confianza que el profesor da al alumno de que será posible tocar la canción que dices, cantar o hacer lo que está previsto, realmente nunca me había planteado cantar y ahí vamos.
¡Compartir es Vivir!
Scroll to Top